El principal imputado concedió una entrevista repudiada enérgicamente por las organizaciones que reclaman justicia.


A pocos días de que se realizara una nueva marcha en San Lorenzo para pedir justicia por Paula Perassi, el principal imputado en el caso apareció públicamente este lunes para insistir en que es “inocente”. En una entrevista grabada para televisión, Gabriel Strumia se victimizó y afirmó: “Me trataron como una basura, un asesino“.

“Nunca supe, nunca me dijo nada”, reiteró el empresario sobre el embarazo en curso que la familia de su amante y la Fiscalía señalaron como el motivo de un aborto seguido de muerte.

Luego de quedar libre por el beneficio de la duda, el principal imputado de la causa se refirió a los escraches que sufrieron tanto él como su esposa Roxana Michl. “No me arrepiento“, aseguró en diálogo con Canal 3 sobre el encuentro en el que un comerciante se negó a venderle electrodomésticos y le pidió que se retirara.

La asamblea Ni Una Menos Rosario repudió la decisión de difundir la voz del acusado. Idéntica postura adoptaron la CTA Regional Rosario y la Secretaría de Género de Rosario Central entre otras organizaciones y militantes que rechazaron el fallo absolutorio dictado a principios de mes.

En el reportaje emitido a la noche, Strumia incluso se animó a criticar al padre de Paula. “Entiendo el dolor de Alberto Perassi y de Alicia, pero ellos bloquearon a la Justicia también. Ahora que hable el Poder Judicial o los fiscales para demostrar qué pasó acá”, pidió.

A tono con el planteo de sus abogados, el empresario repasó el relato en el que apuntó contra el marido de su amante, de quien dijo que “le había pegado, la había tirado al piso, y la quiso tirar por la escalera”. Sobre las acusaciones en su contra, manifestó que el caso fue “muy mediático” y que la sospecha sobre su figura sólo creció en base a “boca a boca”.






Comentarios