Julio M. iba a ser imputado este jueves pero testigos no pudieron confirmar su presencia en la escena del crimen. 


Julio M. iba a ser imputado este jueves por su presunta participación en el crimen del taxista Mario Esusy pero testigos finalmente no pudieron confirmar su presencia en la escena del homicidio y en consecuencia recuperó la libertad.

El hombre de 27 años había sido detenido en Suiza al 100 bis, uno de los domicilios allanados este miércoles, donde además se secuestraron cinco teléfonos celulares.

De esta manera el caso por el asesinato del taxista quedó con un sólo detenido: un joven de 19 años que fue arrestado el pasado 20 de abril, dos días después del homicidio. Está sindicado como el presunto autor del hecho.

Mario Esusy fue asesinado el jueves 18 de abril en la zona de Casilda y Formosa en el marco de un intento de robo. Los delincuentes habían protagonizado otro asalto a 300 metros de donde sucedió el crimen.

El taxista había llegado a ese lugar a través de radiollamada. El asesinato causó gran repercusión e indignación entre sus colegas, que lanzaron un paro de 24 horas e incluso cortaron los accesos a la Terminal de Ómnibus Mariano Moreno en medio de un fin de semana largo.






Comentarios