El Gobierno de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur otorgará un pago único no remunerativo a los beneficiaros del Programa de Entrenamiento Laboral (PEL) y a beneficiarios del Régimen RUPE.


En el primero de los casos, los beneficiarios PEL recibirán la suma de 10 mil pesos mientras que los beneficiarios RUPE obtendrán 6750 pesos, del mismo modo que recibieron días atrás las personas incluidas en el programa RED SOL. Para esto se ha destinado una erogación desde las arcas públicas que alcanza los 20 millones de pesos.

“Estamos trabajando arduamente con el fin de llegar con este tipo de beneficios a todos los sectores que dependen de alguna manera de la administración provincial. Estos pagos son por única vez, pero estamos en un marco de diálogo para llegar a acuerdos que nos permitan tomar el camino de la recuperación salarial”, sostuvo al respecto el ministro de Finanzas Públicas, Guillermo Fernández, quien además recordó que “ante la difícil situación económica y el retraso de la cuestión salarial en los últimos cuatro años, es importante conseguir esta reactivación por la que estamos trabajando. Estamos en una situación crítica de las cuentas públicas y los pocos recursos con los que se cuenta hay que volcarlos a los vecinos, al sector público y al privado para aliviar la alicaída economía provincial”.

Los equipos del Ministerio de Finanzas Públicas trabajan contrarreloj para una propuesta que contemple al sector activo y pasivo del Estado provincial en el marco de un Fondo Especial para la Reactivación Salarial, cuestión que se abordará en un encuentro que el propio gobernador Gustavo Melella estará manteniendo con representantes de los sectores mencionados.




Comentarios