El fin de semana se debería haber vivido una gran fiesta por la final del torneo de la Asociación de Fútbol de Salón de Río Gallegos (AFUSA) pero todo se descontroló y los equipos terminaron a las piñas.

//Mirá también: Violenta batalla entre barras de Estudiantes y Gimnasia: al menos dos heridos y 14 detenidos

La batalla campal se desató minutos después de que finalice el partido por el tercer puesto entre Deportivo Tribuna y Automotores Rubén en el Gimnasio Municipal Juan Bautista Rocha, según detalla La Opinión Austral.

Ambos equipos tuvieron una actuación muy pareja y terminaron empatados el encuentro por lo que la definición iba a ser por penales. En esta instancia los palos y los arqueros fueron los protagonistas, hasta que Deportivo Tribuna pudo sacar ventaja y quedarse con el triunfo.

En el medio de los festejos, uno de los jugadores del equipo vencedor se acercó al otro plantel para festejarles “en la cara” y los de Automotores Rubén reaccionaron: a las trompadas, corridas y empujones no faltaron.

//Mirá también: Le quebraron la mandíbula a exjugador de Central que dirige en Liga Rosarina

Según comentaron algunos espectadores, el jugador de Tribuna ya estuvo provocando en el momento de los goles: “Antes ya había gritado los goles a la tribuna y venía con varias advertencias del árbitro”, señalaron.

Lo que debía ser una fiesta terminó con todos los jugadores, cuerpo técnico y hasta hinchada a las piñas en el campo de juego.