En la tarde del domingo, la localidad de El Galpón en Salta vivió un momento de tensión y tristeza luego de conocerse que un subcomisario de nombre Manuel Alberto Pistán muriera tras decomisar una fiesta clandestina. El efectivo ingresó al lugar y dos jóvenes lo atacaron fuertemente mientras él intentaba dispersar una pelea entre jóvenes alcoholizadas.

//Mirá también: Comenzó el juicio contra el hijo de Mario Teruel de “Los Nocheros”

Al ser notificado del problema que se estaba generando en la fiesta clandestina, el efectivo decidió ingresar al establecimiento y en el medio de una batalla campal que se armó entre los jóvenes que estaban presentes, el hombre actuó. Sin embargo, el hecho no salió como todos hubiesen querido, sino al revés.

Dos sujetos golpearon a palazos en la cabeza al uniformado que estaba acompañado por el subayudante César Rodríguez. Luego de esto, el subcomisario fue trasladado primero al hospital local de El Galpón, donde ingresó con traumatismo encéfalo craneano grave (TEC grave). Se le diagnosticó la muerte cerebral y horas más tarde se confirmó su deceso.

Un subcomisario irrumpió en una fiesta clandestina y lo mataron a palazos

Sobre el hecho, la subjefa de la policía de Salta, Adriana Herrera habló sobre los jóvenes que están detenidos: “Nos dijo que ellos sabían que se habían mandado una macana grande, que tenían miedo de lo que habían hecho y se querían quitar la vida. Tenía miedo de que el personal policial golpeara a sus hijos, porque entendía que estaban molestos”.

Por su parte, desde la Jefatura de Policía manifestaron el pésame a los familiares de Pistán. “Con 19 años de servicio en la Institución cumplió funciones en diferentes dependencias policiales tales como Brigada de Investigaciones, Comisaria Primera, Dirección de Seguridad Urbana, Dirección Seguridad Vial, Sector N° 6, entre otras”.