El albañil Sergio Medina fue condenado como responsable del homicidio. Los familiares protestaron al finalizar la jornada.


El tribunal de la Cámara Primera del Crimen declaró a Sergio Medina responsable del homicidio de Claudia Muñoz en Río Cuarto y le aplicó una pena de 15 años de cárcel.

La sentencia se conoció este viernes pasadas las 23 y el hombre fue condenado por “homicidio simple” a raíz de la muerte de Claudia Muñoz, quien fue apuñalada 33 veces el 9 de mayo de 2017.

Las acusaciones de femicidio y de homicidio agravado fueron descartadas por el tribunal y fue finalmente, el jurado popular quien decidió condenarlo por homicidio simple.

Según reseña El Puntal, la decisión de la condena fue inesperada por la carencia de pruebas directas que incriminaran al imputado, pero sobre todo porque el propio fiscal de Cámara, que es el funcionario encargado de sostener la acusación, había reconocido en un extenso y exhaustivo alegato que no tenía ni siquiera indicios que le permitieran pedir una condena. Por eso, terminó solicitando la absolución.

Los fundamentos de la sentencia serán leídos el próximo 9 de marzo.

“Fue determinante el jurado popular que captaron una interpretación ajena a la del derecho. Creo que hay razones para no imputarlo, las mismas que habían impulsado la oposición de la elevación a juicio“, dijo a Cadena 3 Carlos Hairabedián, abogado defensor de Medina.

La crónica del juicio publicada este sábado por El Puntal explica que “los únicos indicios en contra de Medina eran: el vecino que lo vio salir apurado, minutos después de que Claudia Muñoz se fuera en su auto, rumbo al negocio Mil Sol; la cámara de la concesionaria Darío Gordo que lo tomó cuando pasaba por calle San Martín, cerca del horario en que a Claudia le darían muerte de 33 puñaladas, y las contradicciones que el imputado mostró cuando una hermana de la víctima, Liliana Muñoz, decidió llamarlo para sonsacarle información sobre lo que Medina había hecho aquel trágico 9 de mayo de 2017”.

Para el fiscal, todos esos elementos alcanzaban para que la causa sea elevada a juicio pero no para una certeza de culpabilidad.

Con la sentencia anunciada, los familiares de Medina protestaron y convocaron a marchar contra el fallo.




Comentarios