Debido al creciente nivel de casos positivos de corona virus, el Poder Ejecutivo de la provincia dispuso la reducción al 50% de la presencialidad del personal de la administración pública. Así lo explicó la secretaria General de la Gobernación, Noelia Canteros.

Sumado a esto, Canteros ponderó el plan intensivo de modernización del Estado para implementar trámites electrónicos que durante todo el 2020 permitió establecer un mecanismo para disminuir el plantel presencial de sus agentes.

En diálogo con Radio Provincia, la funcionaria destacó que este tipo de medidas garantizan las medidas de bioseguridad y el distanciamiento. Detalló que se contará con turnos rotativos de los agentes de manera de que si se detecta un caso positivo en uno de ellos, se podrá garantizar la prestación de servicios con los otros turnos de las mismas áreas.

Explicó que esta eximición de presencialidad está sujeta a la decisión de las autoridades jurisdiccionales teniendo en cuenta los mecanismos de prestación de servicios los cuales son muy variados de acuerdo algunas tareas diarias. Sobre esto dijo que existen áreas en las cuales la presencialidad del agente es necesaria y por lo tanto estas quedan exceptuados de esta medida.