Aún frente a la crisis sanitaria y económica, el gobierno provincial prepara 250 viviendas que se entregarán en el corto plazo.


El mandatario chaqueño, Jorge Capitanich recorrió viviendas provenientes de inversiones públicas y privadas próximas a ser terminadas. En ese marco, informaron que la provincia cuenta con 13 frentes de obra activos y con 250 viviendas que se entregarán en el corto plazo. Son $350 millones de pesos aportados desde el Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda (IPDUV) para generar acceso a la vivienda. “Es una inversión clave en momentos en que la crisis económica y financiera se profundiza debido a la emergencia sanitaria por coronavirus”, señalaron.

La reactivación de obras es para garantizar servicios básicos y acceso a la vivienda para chaqueños en Resistencia, Villa Ángela, Fontana, Villa Berthet, Charata, La Eduvigis, Barrio Toba, Las Garcitas, Lapachito, junto a dos frentes de obra para desarrollar el sistema de cloacas en La Rubita y Cacique Pelayo que beneficiarán a 440 familias.

“Empezamos más tarde de lo esperado, pero mantenemos los objetivos que nos trazamos: construir hogares, generar empleo y dinamizar la economía local”, destacó Diego Arévalo, presidente del IPDUV. En este contexto de pandemia, ” los trabajos se deberán realizarse gradualmente, en el marco de la denominada cuarentena administrada definida por el mandatario chaqueño, y cumpliendo estrictamente las medidas de bioseguridad e higiene definidas por el gobierno provincial en concordancia a lo estipulado por la Jefatura de Gabinete de la Nación.



Comentarios