El fiscal de San Jorge, Carlos Zoppegni, investiga el secuestro en Eustolia (en la cooperativa láctea “22 de marzo”) y posterior hallazgo sin vida de Héctor Cornalis (56 años, oriundo de María Juana, departamento Castellanos). El hombre fue encontrado muerto en la zona rural de Colonia Cello, en la parte de atrás de su vehículo, maniatado y con heridas, de acuerdo a lo manifestado por el hombre del MPA.

En diálogo con Miguel González, corresponsal de Bien Despiertos en el lugar en donde encontraron el Ford Focus en donde lo habían llevado, Zoppegni indicó que “el hecho dio inicio “entre las 5.30 y las 6 de la mañana, cuando va a ingresar al lugar en donde trabaja, que es una cremería que queda en la ruta 13, entre María Juana y Estación Clucellas. Ahí son tres personas los que lo abordan. Hemos secuestrado un arma de fuego”.

“A partir de eso, cuando empezamos a dar órdenes, nos enteramos, por un colono de esta zona, que habían encontrado un vehículo, con una persona en su interior. Lamentablemente, motivó el hallazgo de esta persona, sin vida”, detalló.

“Ahí empezamos a trabajar con policía científica tanto en el lugar donde se originó el hecho, como en el que lo hemos encontrado. Ahora libré los oficios para realizar la autopsia y determinar bien la causa de la muerte”, dijo Zoppegni.

“Nos hemos encontrado con varias heridas, pero no podemos determinar cuál ha sido la que le ha dado muerte. Después, naturalmente, en este tipo de investigaciones, se harán entrevistas, imágenes y todo dato que pueda servir, como así también evidencias tecnológicas”, indicó el fiscal.

Zoppegni dijo que no se descarta ninguna hipótesis aunque indicó que “naturalmente tiene que estar vinculada con algún interés por el dinero que esta persona podía manejar o un pago que tenía que realizar en el día de la fecha”.

Asimismo, describió que “la figura ‘privación ilegítima de la libertad con el resultado de muerte’, puede tener dos variantes: una culposa, cuando la persona no quiere que la víctima muera y otra dolosa. Yo me inclino más por la segunda hipótesis. La pena podría ser de prisión perpetua”, sentenció.