La Agencia de Investigación Criminal dependiente del Ministerio de Seguridad detuvo esta tarde, pasadas las 18 a un joven implicado en una causa de Abuso y Portación de Arma de Fuego.

La gravedad del suceso se originó el pasado 6 de enero cuando el presunto autor disparo sobre la humanidad de un vecino de Rafaela domiciliado en Pascual Brusco al 1300. Posteriormente la AIC realizó diferentes tareas investigativas que derivaron en el reconocimiento del potencial autor de los disparos.

Acorralado

Una vez interceptado por el personal de la Agencia de Investigación Criminal, tras realizar diversos allanamientos y tareas de campo profesional, M.A.C de 23 años se presentó en la sede de la AIC y sin dilaciones se le comunicó sobre la causa en su nombre poniéndolo bajo el imperio de la justicia que prosigue la causa a cargo de la Dra. Ángela Capitanio.