Tal como había adelantado Vía Rafaela hace 3 meses, el procedimiento no se hace en la ciudad. Enterate cómo hay que hacer.


Con la curva creciente de casos de coronavirus en Rafaela, cada vez es más frecuente que aparezcan pedidos de donación de plasma en las redes sociales para determinado paciente. Pero, el procedimiento, no se hace en Rafaela. Tal como había adelantado hace tres meses este sitio.

En el reporte epidemiológico local de este lunes, estuvo presente la Dra. Marisa Rubin, encargada del área de Hemoterapia del Hospital “Dr. Jaime Ferré” que detalló cuáles son todos los pasos del procedimiento, que fue alentado desde esa misma instancia, en repetidas ocasiones.

La médica indicó que Rafaela forma parte del procedimiento encarado por el CUDAIO y que es experimental. “El médico tratante requiere de la solicitud y aceptación del paciente o de la familia“, comentó y señaló que, luego de ello, se eleva el pedido al CUDAIO, quienes concentran toda la operación desde Rosario. Allí es donde se decide, a partir de la disponibilidad y de los grupos sanguíneos de los pacientes, a quienes se les envía el plasma. “Aquí, en Rafaela, no puedo decidir quien va a recibir ni cuando va a llegar. Esto depende del CUDAIO, como cualquier donación de órgano o tejido“, sentenció Rubin.

Igualmente, reclamó que se presenten donantes. Los mismos deben presentarse en la Clínica de la Ciudad, donde está el Banco de Sangre. Deben ir los martes y jueves, de 7.30 a 9. Allí se organizan los viajes, a Santa Fe o Rosario, que es donde tienen el personal y la máquina de aféresis, necesaria para el procedimiento. En Rafaela no está ni la máquina ni los técnicos capacitados. 

Lo importante es que por cada donante, se extraen tres dosis de plasma, beneficiando a tres potenciales pacientes. 

En cuanto a los requisitos, “son los mismos que para los donantes en sangre. Pero aclaró que los pacientes recuperados de COVID, que recibieron transfusiones, no pueden ser donantes, porque debe pasar un año para poder realizar este procedimiento. 

En los días en los que se los convoca, se les extrae una muestra de sangre y se las envía al Centro Regional de Hemoterapia, en Rosario, en donde se define si cumple con los requisitos. Entre ellos, si desarrollaron los anticuerpos necesarios. 

También Rubin aclaró que la donación “no puede ser dirigida. Es decir, no puedo tener un familiar y decir que necesito un donante para mi hijo o esposo. No es así, lamentablemente”.




Comentarios