También las autoridades intervinieron en cinco kioskos que no cumplieron con la reducción de horarios.


Durante la madrugada del domingo, por denuncias realizadas por parte de vecinos, personal de la Unidad Regional V, Protección Vial y Comunitaria y Guardia Urbana procedieron a la interrupción de tres reuniones sociales en las cuales se estaban incumpliendo con todos los protocolos sanitarios establecidos por el Gobierno provincial.

Una de ellas, se desarrolló en calle Gil González al 600, en la que participaban alrededor de 12 jóvenes. Otra, en avenida Luis Maggi al 500, con una cantidad similar de concurrentes. El último operativo se realizó en calle Los Tilos al 3200, donde se congregaban 10 personas en el interior de una vivienda.

Además los uniformados labraron actas municipales en cinco kioscos que no respetaron el horario de cierre, que está decretado para las 22 horas. Por tal motivo realizaron actuaciones en bulevar Lehmann al 2000, David Mazzi al 1000, Tucumán al 3000, Perú al 200 y San Martín al 500.




Comentarios