La Secretaria de Auditoría, Evaluación y Transparencia siguió la polémica por la ordenanza de auditoría externa.


La polémica por la ordenanza de la auditoría externa parece no terminar nunca, de la misma forma que el control que se propone tampoco comienza jamás. La oposición y el Ejecutivo están cada día más distanciados por este tema.

Recordemos que el año pasado, Cambiemos y el Frente Progresista -que cuentan con 7 de los 10 concejales- avanzaron en una norma para que a lo largo de este año, se inicie un proceso para una auditoría externa, en la totalidad de la administración central. Para mediados de año, debía estar comenzado el trámite. Pero, pandemia de por medio, se decidió postergar el asunto hasta el año que viene, a partir de un cambio de la ordenanza. La idea de la oposición era resguardarse la potestad de elegir los temas. Pero, en el texto de la ordenanza, no quedó eso, sino que le brindaba la posibilidad al Ejecutivo de elegir este año y sí que la oposición obligue el año que viene. Esto hizo que la primera reunión de la comisión creara terminara en escándalo, porque el DEM se aferraba al frío texto de la norma y la oposición quería hacer valer el espíritu (no escrito) de la misma. Conclusión: una promesa de un nuevo cambio en la ordenanza y  malestar en la oposición, que deberá re-redactar la ordenanza que fue votada hace dos semanas. 

Ahora, la que apuntó hacia la oposición fue la Secretaria de Auditoría, Evaluación y Transparencia, Cecilia Gallardo. La funcionaria admitió que “hubo lío” en la primera reunión de la comisión creada. “Una cosa es la voluntad y otra cosa es lo que dice el texto. Por eso, en estos temas que son delicados, necesitan de mucha responsabilidad a la hora de sentarse a redactar una ordenanza”, disparó.

“Estamos a la espera de la notificación de la nueva modificación, para avanzar con el proceso. La idea es que se de este mismo jueves, porque sino, no llegamos con los tiempos”, indicó Gallardo en declaración a FM Galena. 

El radical Leo Viotti había dicho que si el Ejecutivo quisiera, podría avanzar con los temas pretendidos por la oposición, sin necesidad de un nuevo cambio.  “No es una cuestión de espíritu de la ordenanza o de voluntad. A lo mejor el concejal Viotti manifiesta eso porque no quiere asumir su error. Acá no hay falta de voluntad sino una cuestión de errores sucesivos en proyectos que presenta la oposición y hay que subsanarlos. Es muy dificil trabajar sobre una ordenanza con errores. Deslegitima todo el proceso y no está bueno trabajar así”, sentenció.




Comentarios