“En la rendición de cuentas vemos como siguen tomando empleados administrativos pero no tenemos un sereno en el cementerio o placeros que cuiden las principales plazas. El modelo con que nos gobiernan es inviable y deben establecerse prioridades. El cierre del cementerio y las luminarias internas junto con la presencia de un sereno son la base para reducir el vandalismo que ha afectado a muchas familias de vecinos” sostuvieron Lisandro Delle Donne y Hugo Schamber, concejales de Bien Común.

Los ediles cuestionaron una vez decisiones del Departamento Ejecutivo. “Estamos reiterando un pedido básico, nos duele el estado del cementerio pero más nos duele la falta de empatía del gobierno Municipal con este tema”, agregaron.

“Presentamos un proyecto para prevenir ingresos de vándalos al Cementerio y la FISNA en donde marcamos la necesidad del correcto cierre de los predios y la necesidad de que ambos sitios tengan un sereno fijo. En el caso de la FISNA se dio el robo de herramientas del Plan Argentina trabaja que estaban bajo custodia del equipo del Intendente Uset. Pese a las promesas del concejal Maidana, nunca se brindó un informe completo sobre ese hecho delictivo”, recordaron.

“La seguridad del patrimonio de los vecinos y la prevención de delitos son cuestiones básicas y que necesitamos como vecinos. Necesitamos prioridades y que el dinero del vecino se invierta en esas necesidades”, concluyeron los concejales.