En el marco de la pandemia y las medidas establecidas a modo de prevención, la Policía de Misiones intervino en varios eventos clandestinos realizados entre la noche del sábado y esta madrugada.

Las intervenciones se realizaron en Posadas, Candelaria y Montecarlo, entre otras localidades. Trascendió que en total se desbarataron más de 20 eventos clandestinos en toda la provincia, entre pool, “juntadas de autos” y cumpleaños.

Posadas

A las 3:40 de la madrugada, efectivos policiales constataron que se realizaba una fiesta en calle 133 casi avenida Comandante Andresito, de la que participaban aproximadamente 70 personas, violando los protocolos y normas de distanciamiento vigentes y con música a volúmenes elevados.

En este contexto, se labró un acta al propietario del inmueble por incumplimiento de los protocolos de bioseguridad ante la emergencia sanitaria y los decretos en vigencia, para posteriormente despejar a los participantes de la fiesta.

Candelaria

En el barrio San Jorge, se dio por finalizado un cumpleaños por incumplimiento del aislamiento social preventivo y obligatorio.

En el evento había aproximadamente entre 30 y 40 personas; la propietaria de 19 años, manifestó que festejaba un cumpleaños.

Según las autoridades, había unos 15 jóvenes al momento de llegar la Policía y el resto se fugó del lugar por la parte posterior del predio.

Se notificó sobre el DNU a la propietaria del lugar y se invitó a las demás personas a retirarse del lugar. Asimismo, se procedió al secuestro de una conservadora, 11 botellas de cervezas, una de vodka, dos de gaseosas, dos jugos y siete botellas de vino.

Montecarlo

Por su parte, personal de la Policía de Montecarlo sufrió daños y lesiones en la intervención de otra fiesta clandestina. Fue alrededor de la una de la madrugada de este domingo en el barrio Malvinas II.

Al llegar al lugar los uniformados constataron una fiesta clandestina, de la que participaban alrededor de 50 personas.

Al notar la presencia de los uniformados, desde el interior de la vivienda salieron entre 15 y 20 jóvenes arrojando piedras y botellas de bebidas alcohólicas, causando lesiones al personal policial y daños en el móvil.

Según se indicó, un cabo sufrió lesiones por trauma contuso en tórax anterior y miembro inferior izquierdo y un oficial subayudante con traumatismo contuso en región dorsal de tórax.

Por el momento se desconoce la identidad de los agresores, pero trascendió que se trata de una banda que se hace llamar “Los pibes de la esquina”.