Un grave incendio en Itaembé Guazú dejó a una familia en la calle. Y es que cuando Claudia Vivero regresaba a su hogar en horas del mediodía, presenció cómo su vivienda era consumida por el fuego de un incendio, perdiendo absolutamente todo lo que tenía en el proceso.

Ante tal situación, Vivero apeló a la solidaridad para comenzar a rehacer su vida junto a su familia, obteniendo un resultado más que favorable. Sin embargo, la ayuda más grande provino desde el IProDHa, quienes casi instantáneamente, le facilitaron un nuevo hogar para ella y sus hijos.

“Ahora estamos mejor, porque gracias a Dios tengo mi casa otra vez. Fue una noticia pésima lo que nos pasó a la mañana pero fue tan rápido el accionar el IProDHa que para las doce del mediodía ya me tenían solucionado todo”, comentó Vivero en diálogo con Misiones Online.

“Me dijeron que tenían una propuesta y una solución: ‘te entregamos una casa nueva en Itaembé Guazú para que tus hijos tengan donde dormir a la noche’. Yo no lo podía creer”, manifestó.

Además, la mujer mencionó que le dijeron que en 25 años de gestión jamás hicieron algo así. “La experiencia no nos la vamos a sacar nunca pero ahora estamos más tranquilos”, señaló. “Llegar a la esquina de mi casa y ver cómo todo el trabajo de tantos años se va en menos de cinco minutos fue horrible. Lo poco que teníamos lo perdimos, nos quedamos sin nada”.

Con respecto a la ayuda de la gente, Vivero agradeció la colaboración de los vecinos e indicó que les están acercando camas, colchones y mercadería. “Una señora me regaló una heladera mucho más linda que la que teníamos, así que fue una desgracia con suerte, porque de a poco estamos recuperando las cosas”, expresó.

En cuanto a la información falsa que circuló acerca del hecho, donde se mencionaba que hubo víctimas fatales, Vivero la desestimó completamente. “Afortunadamente no tengo que lamentar ninguna víctima. Incluso mis animales están bien y no falleció nadie. Lo material se puede recuperar”, destacó.

La familia afectada por el incendio contará con una nueva vivienda. Foto: MOL

Por el lado del hecho, la mujer explicó que el incendio se originó muy temprano, cuando no había nadie en la casa, puesto que se encontraba llevando a sus hijos al colegio.

“El fuego empezó en el baño, por un desperfecto eléctrico y se extendió por toda la casa, que al ser de madera por el tema del frío, tiene lana de vidrio y si empieza un incendio no lo parás con nada. Fue demasiado rápido y en cuestión de segundos se perdió todo”, relató. Por último, agradeció nuevamente por la ayuda recibida, además de destacar el accionar del IProDHa.

Gracias a Dios tenemos esta casa, pero somos siete y no entramos. Tuvimos que ir a buscar unas chapas que teníamos en la otra casa para agrandar en la parte de atrás. Es empezar de cero, pero por suerte estamos todos juntos y tenemos un techo”. Quienes deseen colaborar con Claudia y su familia, podrán acercarse a Flor del Ceibo y Gato 11, en Itaembé Guazú, o bien contactarse al 3764-526922.