En los últimos días trascendió un hecho de abuso sexual, el cual fue aparentemente perpetrado por un funcionario del PAMI en Posadas según declaraciones de una joven de 23 años, la cual ratificó sus dichos ayer jueves frente al juez de Instrucción 1 de Posadas, Marcelo Cardozo.

La víctima relató que los aberrantes hechos se dieron cuando realizaba las tareas de limpieza de la UGL, cuando el acusado la encerró en su oficina, en el tercer piso del edificio de la calle Salta, casi Buenos Aires y abusó sexualmente de ella.

También denunció “amenazas y hostigamiento” a través de mensajes telefónicos en las últimas horas por parte del acusado. El sospechoso fue identificado como Rodolfo B. (37 años).

La joven de 23 años denunció el hecho ante la Comisaría de la Mujer, y el juez de Instrucción 1 de Posadas, Marcelo Cardozo, libró una orden  para la detención del sospechoso.

El acusado se desempeña como director de Recursos Humanos del PAMI. La causa que pesa sobre el hombre de 37 años es de “abuso sexual con acceso carnal” y además, posee antecedentes por amenazas, actos de violencia en la función pública y resistencia a la autoridad.

Tras la denuncia que presentó la víctima, con la orden de detención del Juez Cardozo, la división “Delitos Contra la Integridad Sexual” dependiente de la Dirección de Investigaciones Complejas como pesquisas de la Dirección Homicidios, se abocó a la búsqueda del sospechoso, sin resultados positivos hasta el momento. El hombre está prófugo desde el pasado 20 de agosto.