La gimnasia en casa en tiempos de pandemia y aislamiento


Los que van a las clases de gimnasia del profe Juan José Acosta en Posadas siguen sus clases en las casas. Pero dirigidos por Juan desde la pantalla de los celulares, computadoras o tabletas.

El entrenador regala sus clases en Facebook estos 15 días de cuarentena y aislamiento para quienes quieran conocer la manera de mantenerse en forma y no volverse sedentarios en ese tiempo.

Cada noche, a la hora señalada, el personal trainer comienza a dirigir el entrenamiento de casi un centenar de alumnos que lo siguen desde sus casas, respetando el aislamiento.

Al comenzar el aislamiento total se preguntó “qué podemos hacer para no quedarnos quietos, no engordar, no perder la línea, no volver al sedentarismo”.

Instructor en musculación, preparador físico de deportistas, representante de Comboxing en Argentina, la licencia europea del Fitness de Combate, Acosta creó AJFitness, las iniciales de sus hijos incluidas.

Su lugar de trabajo habitual es el Gym Zes de Esteban Clara, en Sarmiento casi Avenida Corrientes, donde comparte el trabajo con un equipo al que define como “espectacular”. En su caso recomendó de 30 a 45 minutos de entrenamiento diario con su asistencia o la de profesores que cada uno elija para seguir en sus casas.

Lo suyo es el Fitness. “Hace más de dos décadas me aboqué a ver las necesidades de las personas y cómo hacer para acercarlas a un gym, cómo así también que le tomen gusto al entrenar en casa y fuera de ella”.

En redes, y en este caso Facebook, Juan Acosta decidió dar sus clases durante la cuarenten. “Comencé a regalar – y a ofrecer- compartir por el término 15 días de clases gratuitas para que vean, conozcan, y realicen clases virtuales como si estuvieran en el gym pero en la comodidad de sus casas”, explicó.

“Son también clases de combate aptas para todas las edades como también clases de trabajo localizado, para esa barriga, piernas y brazos que suelen ser lo primero que se quiere aflojar”, dijo el entrenador.

Contó que “son varios alumnos que me siguen desde años atrás, y que por circunstancias de la vida han dejado de asistir al gimnasio (hijos, trabajo, lejanía del lugar físico) que con las clases virtuales, se han vuelto a sumar”.

Sus clases no necesariamente deben seguirse en vivo, porque quedan grabadas en su Facebook. Invitó a quienes quieran cuidarse y entrenar “replantearse una buena alimentación, ya que siempre dicen no tener tiempo para ello -hoy es la oportunidad de cambiar ese hábito- tomar agua antes de cada comida y realizar de 30 a 45 minutos de ejercicio diarios”.

Agregó que “esto lo pueden hacer de manera virtual siguiéndome o siguiendo al profe que conozcan que los pueda ayudar”.




Comentarios