La SUBE nacional garantizaría el control del Estado, aseguró el diputado Isaac Lenguaza. Y beneficiará a jubilados, pensionados y titulares de planes sociales.


En Misiones sostienen que si el gobierno reinstaura los subsidios millonarios a empresas de transporte, debe habilitar la SUBE nacional para tener un control efectivo de la aplicación de esos fondos estatales.

Isaac Pablo Lenguaza, diputado provincial del PAYS en Misiones. (Prensa legislador)

Lo reclamó el diputado Isaac Lenguaza (PAyS) ante la posibilidad de que el gobierno nacional reinstaure los aportes millonarios a las empresas. “Sin Sube nacional, seguiremos sin conocer sus ganancias reales”, aseguró Lenguaza.

El legislador recordó que el sistema SUBE nacional permite un control cruzado, monitoreado por el Estado y con bancarización de la recaudación de las empresas que impide esconder ganancias.

Lenguaza aseguró que en Misiones el Estado no puede conocer la recaudación real de las empresas, ya que el sistema “Sube misionero” es manejado por las mismas transportistas través de terceros vinculados.

También impide los beneficios a titulares de planes sociales como la Asignación Universal por Hijo, jubilados y pensionados, personal de trabajo doméstico y veteranos de la guerra de Malvinas.

Lenguaza aseguró que el Sube Misionero solo beneficia al Grupo Z porque no se conoce el costo real del boleto. “En plena emergencia alimentaria, esto es inconcebible. Hay que dejar de mirar a otro lado, controlar y priorizar los aportes a quienes más necesitan”, finalizó. 




Comentarios