La yerba mate ingresó al mundo de los tragos y la gastronomía. Impulsada por el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) la iniciativa busca diversificar el uso del producto y llegar a nuevos mercados.

La bartender Sabrina Lamas obtuvo una buena repercusión con su preparación de tragos con alcohol y sin alcohol, para todos los gustos y edades.

En especial para épocas de calor, las bebidas pueden ser consumidas por los chicos, la familia, y para tomarlos a cualquier hora.

Utilizar yerba mate infusionada y bien intensa es la clave para mantener el sabor de la yerba en sus preparaciones.

Para los más grandes, las combinaciones con gin, cerveza, espumante y hasta con whisky son muy agradables al paladar.

Para los niños, el frappé con frutos rojos, frutillas y jugo de pomelo, el trago de mango y yerba mate lideran las preferencias.

Este año la novedad es el mate cocido chai, que lleva especias como la canela, el cardamomo, pimienta, el clavo de olor, y un toque de cacao para lograr un mate saborizado.

Sabrina destacó que bares de diferentes lugares del país incorporan en sus cartas uno o dos tragos con sabor a yerba mate. Atraen en especial a los extranjeros que quieren probar este tipo de experiencia, con un ingrediente tan autóctono como la yerba mate.