En el búnker, durante plena veda electoral anunciaban un "triunfo categórico", la militancia festejó hasta que los datos comenzaron a inclinarse a favor de Stelatto, quien resultó finalmente electo.


El intendente de Posadas, Joaquín Losada, reconoció la derrota en la elección de la máxima autoridad de la capital de la provincia y agradeció a los 35 mil posadeños que escogieron la boleta de su sub lema, a pesar de que no fue suficiente para vencer a su competidor, Leonardo “Lalo” Stellato, quien desde el 10 de diciembre será el nuevo intendente de Posadas.

La tarde noche comenzó con un entusiasmo difícil de ocultar en el bunker de Losada, sobre la avenida Uruguay. Antes de las 20, en plena veda, el exdiputado provincial Carlitos Báez salió en los medios a anunciar la victoria del intendente con los resultados de sus encuestas en boca de urna. Según el dirigente, Losada había obtenido una victoria categórica. Tras su anuncio, los militantes que acompañaron la espera del escrutinio comenzaron a celebrar tanto en la calle como dentro del local. Incluso el mismo Losada arribó al lugar y no pudo evitar los abrazos y hasta las felicitaciones de algunos militantes y allegados.

Búnker de Losada

El entusiasmo inicial mutó en un silencio sepulcral una vez que comenzaron a circular las primeras fotos de las planillas de los fiscales en las mesas de las escuelas. Primero dejaron de sonar los tambores y redoblantes, luego se apagó la música y la felicidad se transformó en rostros de preocupación, que se acentuaron con la llegada de los fiscales generales con todas las planillas recolectadas.

Pasadas las 22, el mismo Losada, acompañado por los dos concejales que encabezaron su sub lema y consiguieron una banca en el Concejo Deliberante, Fernando Mezaactual presidente del cuerpo que consiguió retener su escaño – y Mariela Dachary, salió a hablar a sus militantes, amigos y dirigentes.

Con gesto adusto, Losada saludó y agradeció a los posadeños que lo votaron aunque reconoció que no fueron suficientes para vencer al actual presidente de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV), a quien eligió no nombrar en ningún tramo de su discurso. “Hemos hecho una elección muy buena que obviamente no nos ha alcanzado, pero hay que tener siempre la frente en alto por haber hecho como corresponde el trabajo y la militancia en estos años difíciles que nos ha tocado gestionar y gobernar la ciudad. Hoy es una noche para hacer agradecimientos”, señaló Losada mientras utilizaba dos sillas de plástico como improvisada tarima.

En otro tramo de su discurso, Losada dijo que a pesar de la derrota, siente la tranquilidad de haber dejado todo y llamó a su espacio a levantarse desde las convicciones. “Desde cada lugar que ocupamos somos responsables de construir un futuro mejor para nuestra gente”, reflexionó.






Comentarios