El gobierno nacional y el de la Ciudad de Buenos Aires no lograron alcanzar un acuerdo en el conflicto por la coparticipación. Deberá ser la Corte Suprema de Justicia quién finalmente resuelva.

Las administraciones de Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta realizaban reuniones todos los miércoles para tratar de alcanzar un acuerdo. Hoy fue el último encuentro, tras vencer el plazo ante la Corte. Y no lograron llegar a una resolución.

Larreta dijo que quiere dialogar con el Gobierno nacional pero no acordar nada respecto de la quita de la coparticipación.

Hasta que defina la Corte, el Gobierno mantendrá las transferencias de fondos a la ciudad de Buenos Aires con la quita.

El inicio de la disputa

El conflicto se remonta a septiembre del año pasado, cuando policías bonaerenses realizaron una protesta por mejores ingresos, para lo cual el Gobierno provincial de Axel Kicillof destinó mayores fondos que le derivó el Gobierno nacional.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Larreta, esta noche de jueves al referirse a la quita de la coparticipación. (Fotos Clarín)

El presidente Fernández apeló a un decreto de necesidad y urgencia (DNU) para conseguir ese dineroredireccionándolo de la Ciudad de Buenos Aires a la Provincia. Más tarde el Gobierno nacional elevó un proyecto al Congreso mediante el cual se ratificó esa medida. Los fondos nacionales en cuestión se le habían asignado a la Ciudad desde el anterior gobierno nacional de Mauricio Macri para financiar los costos del traspaso de la Policía Federal.

Luego del DNU del presidente Fernández ratificado por el Congreso, el Gobierno porteño realizó sendas presentaciones ante la Corte Suprema para tratar de revertir esa disposición.

Además, Rodríguez Larreta obtuvo de la Legislatura porteña la aprobación de un presupuesto con un “programa de ajuste transitorio” y otras medidas para aumentar la recaudación.