Ese fue el número, según el relevamiento que realiza mensualmente la Cámara de Comercios Alimentarios de Pergamino.


Según el relevamiento que realiza mensualmente la Cámara de Comercios Alimentarios de Pergamino, el índice inflacionario se mantuvo en los mismos niveles que venía en los últimos meses de 2019. Las bebidas, fiambres y pastas frescas lideran el ranking de los productos que sufrieron mayores aumentos.

Las estadísticas la CAP las mide entre 34 comercios ubicados en diferentes zonas de la ciudad, y se desprende de entre 460 artículos de la misma marca, envase y contenido.

El primer mes de este año se registró una inflación del 4,4 por ciento, un porcentaje inferior a diciembre, que había sido del 4 por ciento.

La Cámara en su informe mensual deja bien diferenciado, por un lado el comercio “minorista” y por otro, supermercados y sucursales de cadenas.

Inflación del 4,4% en enero

Aquí la conclusión fue relevante, dado que mientras para los primeros la suba promedio fue del 2,66 por ciento, en las grandes bocas de venta el incremento trepó al 10,83 por ciento.

En la carne se observó una leve suba, tanto bovina como porcina, mientras el pollo, tanto la pieza entera como trozada, experimentó una baja del 0,4 por ciento.

La harina de trigo subió un promedio del 0,8 por ciento, aunque en general los panaderos no aumentaron el pan común de mesa.

Productos de almacén, fiambres y embutidos fueron los que más se incrementaron con el 4,5 y el 8,3 por ciento respectivamente.

Las bebidas con o sin alcohol sufrieron un incremento de 6,9 por ciento y las pastas frescas subieron en promedio un 6,2 por ciento.

Los lácteos y quesos sufrieron una leve suba en enero: 0,7 por ciento.

Los artículos de limpieza y de perfumería subieron en promedio un 6,5 por ciento, mientras que los de higiene personal experimentaron una baja del 1 por ciento.

Los artículos envasados tuvieron una suba en enero del 14,4 por ciento, en carnes fue del 6,2, en artículos de limpieza fue del 4,2 y en productos de higiene personal fue del 18,6, lo que hace un promedio del 10,83 por ciento.

La Cámara de Comercios Alimentarios también hace el seguimiento de precios en rotiserías y restaurantes. En el rubro de comidas para llevar, el incremento promedio fue del 0,3 por ciento, mientras que en los que se cuenta con servicio de mesas, la suba llegó al 5,7 por ciento.

El responsable de la Cámara hizo hincapié en que estos son los registros en Pergamino, que muchas veces no se condicen con los datos publicados por el Indec ni con los realizados por otros organismos gubernamentales, ya que por tratarse de distintas metodologías y parámetros, no arrojarían los mismos guarismos.




Comentarios