El río Paraná volvió a bajar, y su nivel se ubica por debajo del cero en la capital provincial. Descendió 16 centímetros en cuatro días. Los datos confirman las previsiones que había alertado el Instituto Nacional del Agua (INA).

Luego de casi un mes, el río vuelve a estar por debajo del cero. La última vez que había sucedido, fue el 7 de septiembre pasado. El estado del caudal de agua del río vuelve a generar preocupación en las ciudades ribereñas. Se compromete la navegabilidad y la extracción de agua para consumo.

Estos son los niveles de agua del lunes en las distintas ciudades.

Clima

En relación con esto, el subgerente de Sistemas de Información y Alerta Hidrológico del INA, Juan Borús, aseguró que la bajante es peor que en 2020 y que “la perspectiva climática no nos favorece para nada”.

En cuanto a este tema, Borús mencionó que “todo indica que vamos a continuar con lluvias escasas. En los 38 años que tiene el sistema de alerta de monitoreo, nunca se dio una situación como esta, de una sequía tan prolongada”.