Separaron de sus cargos a dos policías de General Campos por haber ocultado información sobre un robo que se produjo en la propiedad de una pareja de ancianos en la zona rural el pasado 1° de marzo. 

Se trata del Oficial y Suboficial, ante esta situación ambos fueron apartados de sus puestos, según detalla Reporte Cuatro. La víctima del asalto fue un hombre de apellido Fink y este fue quién radicó la denuncia pero los efectivos de turno no notificaron al respecto a la Jefatura departamental ni a la Unidad Fiscal de San Salvador.

El ataque se produjo a siete kilómetros de General Campos cuando dos delincuentes se acercaron a "charlar" con una pareja que vive en La Perla. La excusa inicial fue pedir ayuda para usar un gato hidráulico ya que tenía problemas con su vehículo.

El dueño de casa se percató que otro hombre estaba merodeando el lugar, el delincuente lo intenta reducir pero la víctima se defendió hasta que llegó el otro ladrón y sacó un arma de fuego. 

A punta de pistola lo obligaron a entregarle dinero y objetos de valor; luego se dieron a la fuga. Al día siguiente radicó la denuncia en la Comisaría de General Campos, lo llamativo es que le tomaron declaración en la vereda y esa denuncia nunca se notificó.

La Fiscalía supo del caso el pasado 3 de abril gracias a un llamado anónimo al Jefe de Investigaciones de la Policía de San Salvador que alertó sobre estas irregularidades. Ante esta situación se ordenó allanar el domicilio de ambos uniformados por orden del Juzgado de Garantías de Concordia.

Además, se investiga si en el bolso que llevaba uno de los delincuentes no había un chaleco con las siglas de la Policía de Entre Ríos, este dato fue aportado por una de las víctimas.

Otro dato llamativo es que en la Comisaría en cuestión figura la salida de un patrullero hacia La Perla en el horario que Fink denunció el robo. Este lunes los ancianos se acercaron a declarar a la Fiscalía.

Para que no entorpezcan la investigación, los uniformados fueron enviados a la Jefatura de Policía departamental por orden del jefe de Policía, Noel Spretz.