"Arriba subieron como cinco o seis y el de abajo le decía al chofer por dónde tenía que agarrar", relató la pasajera. 


Luego de darse a conocer de que un grupo de comerciantes de Paraná que viajaban a “La Salada” de Buenos Aires fueron interceptados por delincuentes que subieron al colectivo para robarles, una víctima se animó a contar cómo se vivió el momento de tensión y terror. 

Nos encerraron con tres autos aproximadamente. Subieron armados, nos sacaron plata, celulares, cadenas, aros y anillos”, relató la mujer que habló con Ahora y se reservó su identidad. 

La metodología consiste en no detener la marcha del micro: uno amenazaba al chofer y “le decía por dónde tenía que agarrar”, mientras los restantes iban uno por uno de los asientos, robándole a los pasajeros: “Arriba subieron como cinco o seis”, afirmó.

Son violentos, te pegan. A un hombre le pegaron un culatazo. Te pegaban un manotazo en la cabeza para sacarte las cosas”, dijo la comerciante y contó que, en algunas oportunidades, obligan a que los pasajeros se desnuden para quitarles el dinero escondido.

Luego agregó: “Antes, a eso -esconder el dinero en la ropa interior-, lo tenías que hacer para entrar a la feria; ahora, hay que hacer cuando salís de tu casa más o menos. Esto está pasando todo el tiempo. La feria abre dos veces por semana y dos veces por semana agarran un colectivo distinto”, aseveró.

Defraudad, la mujer solicitó que alguien haga algo con esta modalidad de robo: “Queremos que se pueda hacer algo. ¿Qué hacemos nosotros ahora? Es nuestro trabajo y nadie quiere volver a viajar a ‘La Salada, pero lamentablemente lo tenemos que volver a hacer porque no nos queda otra”






Comentarios