Hace unas semanas Néstor Landra, secretario de Transporte de la provincia, había anunciado que en el mes de noviembre se volvían a poner en funcionamiento los servicios de transporte público de pasajeros interurbano y que solo era necesario consensuar con los municipios para acordar los protocolos correspondientes. A la fecha Vía País consultó con fuentes de las empresas de transporte provincial y el panorama que muestran es realmente desalentador.

Empresarios dicen off de record que no tienen ninguna información oficial para comenzar a reactivar los servicios de transporte interurbano y que los anuncios que se dan con fechas o plazos no son reales ya que no hay nada en firme.

Por un lado desde algunas empresas dicen que han consultado a intendentes municipales y sólo han recibido negativas para que los colectivos ingresen a sus localidades. Por otro lado desde las empresas consideran que de volver a circular deberán adecuar los valores de pasajes ya que con una inflación de un 35% interanual aproximadamente deberían poder ajustar el valor de los boletos.

Por otro lado también creen que si los servicios interurbanos se prestan con solo la capacidad de vender un 60 por ciento de los pasajes estarían trabajando prácticamente a pérdida. Son muchos los que prefieren seguir así y no "salir" prestrar el servicio ya que sólo los dejarían transportar a pasajeros que tienen pasaje liberado o los denominados escenciales.

En síntesis consultados por cuando creen que pueden volver a circular los empresarios afirman que no tienen una fecha clara de parte del gobierno. Si tienen que volver a prestar el servicio deben negociar un aumento del pasaje ya que los aumentos de los insumos desde marzo a la fecha no han dejado de crecer. De todos modos algunas empresas ya tienen un protocolo desarrollado desde meses que ha sido consensuado con la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT).