En Entre Ríos y en el contexto de la emergencia sanitaria son muchas las herramientas que se están poniendo a disposición de la gente para informar de manera eficaz. Es así que desde el Ministerio de Salud de Entre Ríos se desarrolló un Robot alojado en un número de Whatsapp que basado en Inteligencia artificial responde preguntas y hasta "aprende" a medida que va interactuando con la gente.

Via país Paraná tuvo una charla con el responsable del proyecto, el bioingeniero Emilio Arengo y nos contó cómo funciona un robot dentro de la aplicación whatsapp y cuáles son sus ventajas.

"En este contexto de emergencia sanitaria, cuenta Arengo, surgió la idea del robot como una herramienta alternativa para que las personas se informen. Pensamos en whatsapp ya que es es una aplicación muy popular, que la gente tiene un alto conocimiento de cómo funciona y no es necesario bajar nada al celular. Pensamos en adolescentes o personas que tienen preguntas básicas o que no se animan a llamar a un 0800 de Salud", dice el bioingeniero que trabaja en el Ministerio de Salud de la provincia.

Covi Robot. El robot del Ministerio de Salud de Entre Ríos que responde preguntas sobre COVID-19

- ¿Cómo fue el desarrollo de esta idea?

- Es una plataforma donde uno carga una pregunta y su correspondiente respuesta, entonces ante esa pregunta el robot busca en una base de datos y responde lo que corresponde. Lo que es un poco más complejo es el caso del test de coronavirus, porque ahí son muchas las opciones, y cuando el robot te hace una pregunta, según si es una respuesta o la otra, la siguiente pregunta va ser diferente. En la plataforma ese tipo de conversaciones se pueden hacer y el sistema además te va armando automáticamente un diagrama de flujo. Luego nosotros podemos ir viendo la conversación cómo se va ramificando para un lado o para otro según lo que vaya respondiendo el usuario.

Para escribirle al robot nos cuenta Arengo, es muy simple. Se inicia una charla enviando un mensaje al 343- 6-126- 500. De esta manera el robot da un menú para seguir. Estas opciones son diferentes conceptos relacionados al coronavirus. "Nosotros podemos elegir una de las opciones o directamente hacerle una pregunta al robot. Utilizando inteligencia artificial y basado en un complejo algoritmo de búsqueda el robot puede localizar la respuesta en su base de datos y devolver la respuesta correcta, o en todo caso cuando son varias las alternativas localizadas, el usuario puede seleccionar la que corresponda" dice Arengo.

“Hemos implementado programación para que el robot detrás de la respuesta te enumere otra vez opciones a elegir, como para continuar el hilo de la conversación y no se quede en una simple respuesta”, afirma el bioingeniero que implementó el sistema.

Los robots en whatsapp o sitios web ya son una realidad en todo el mundo y su nivel de aprendizaje es proporcional con el número de interacciones que vaya teniendo. El robot no puede responder preguntas muy específicas, pero tiene un sistema de entrenamiento, donde todas las preguntas que no sabe responder van apareciendo en la plataforma de los responsables del proyecto y se le van dando una respuesta para la próxima vez. De esta manera el robot se va fortaleciendo y haciendo cada vez más inteligente.

Con respecto al estado actual del robot Arengo nos cuenta que: "por el momento tenemos alrededor de 50 preguntas frecuentes, y estas irán aumentando a medida que lo usen, queremos que cuando llegue el pico de la pandemia el sistema sepa responder casi todo lo referido al Covid-19. En el menú principal hay una opción que se llama preguntas frecuentes, la cual, cuando entramos ahí nos da algunas de las preguntas frecuentes buscadas aleatoriamente", nos comenta.

Una de las fortalezas de este tipo de servicio es tener información actualizada y confiale. Algunas de las respuestas están diferenciadas del resto, como es el caso de la situación epidemiología, permisos de circulación, test de covid, etc. Por ejemplo el test de covid se debe adaptar a la definición de caso sospechoso, y tanto la situación epidemiológica como los permisos de circulación son respuestas que van cambiando día a día según la situación cambiante y los protocolos de la provincia.

A medida que el robot sigue interactuando desde el Ministerio van completando estadísticas que permiten analizar el comportamiento del robot y del usuario. Esto "nos indica donde acceden los usuarios, reforzar el robot en las respuestas y posicionándolo mejor en los menús principales y donde vemos menos interacción vamos ajustando menú principal para reemplazar por otras opciones", nos cuenta el bioingeniero responsable del proyecto.

El robot ha sido probado y puede mantener muchas conversaciones a la vez y es una gran ventaja a la hora de brindar información. En este sentido nunca te va a "clavar el visto". La inteligencia artificial vino para quedarse y se está usando en muchas aplicaciones que usamos diariamente. Aunque no lo sepamos hay robots respondiendo en sitios web, redes sociales o ayudando a clientes, pacientes y usuarios.

A medida que el robot va respondiendo también va generando una base de datos. "Nosotros cada vez que nos escriben al whatsapp sabemos el número de la persona que escribe, a ese número lo identificamos con un usuario o si pertenece a un hospital, un área del ministerio. Así, partir de esto, el robot hace las preguntas correspondientes, y las respuestas son guardadas en el relevamiento.

Para más adelante Emilio Arengo nos cuenta que están desarrollando el robot para "alojarlo" en Facebook otra de las redes sociales populares en el país. De esta manera son canales de comunicación dinámicos que permiten multi charlas brindando información clara, precisa y confiable desde un organismo oficial, algo que es muy necesario para temas tan sensibles como es la salud.