En la última jornada del juicio, la madrastra de la niña optó por declarar pero no respondió preguntas. Ratificó su declaración del 12 de febrero de 2019.


En la última jornada del juicio por el caso Nahiara, la niña paranaense de dos dos años que falleció a causa de las torturas que recibía en su hogar por parte de su padre Miguel Cristo, Yanina Lescano optó por declarar pero no respondió preguntas.

La madrastra de la menor, acusada de ser cómplice de los maltratos, ​sólo se limitó a declarar: “El día 12 de febrero de 2019 tuve la oportunidad de declarar ante el señor juez de garantías y respondí preguntas de los fiscales, así que hoy ratifico lo que dije ese día”.

​Según informó ElOnce, en aquella declaración del 12 de febrero, Lescano indicó que su relación con el padre de Nahiara comenzó en mayo de 2018 y que a fines de ese mes se fueron a convivir al barrio Paraná III. Dijo que Nahiara se unió a la familia el 8 de agosto. “Ella estaba muy bien cuando llegó”, afirmó la mujer.

En relación al día que murió Nahiara, Lescano declaró: “Llamé a la Policía para que se lleven a Nahiara, yo me levanto como a las 8 de la mañana primero, y Miguel tenía a Nahiara sentada en la cobija que la sentaba siempre, aislada de nosotros para que no la toquemos. La tenía sentada tomando la leche y comiendo pan”.

La mujer continuó su declaración contando: “Yo me levanto y paso para el baño y estaba mi nene tomando la leche arriba de la cama. Él hacía que mis nenes durmieran todos en una cama y Nahiara aparte, por cómo estaba. Voy al baño y me vuelvo a acostar a dormir porque estaba con trabajo de parto. Como a las 11 de la mañana me levanto porque no escuchaba nada, ni siquiera a mis hijos, y veo caca desde la habitación hasta el baño. Entro al baño y le digo ¿qué pasó? Él (por Cristo) me responde ‘me tiene podrido, se hace encima no me pide’. Tenés que llevarla al médico. Él no quería que la toquemos ni que nos acerquemos. Él solo la podía tocar”.

El momento más dramático de la declaración fue cuando Lescano comenzó a detallar el momento en que Nahiara se descompensa: “Ella empezó a convulsionar. Le saqué el celular y llamé a la PPolicía. La P olicía pidió la ambulancia. Llegó el patrullero. Le digo abrime la puerta. Él nos tenía encerrados a nosotros. Él no quería abrir la puerta. Ya está, ya se terminó esto dijo él. Él me la dio y se fue a abrir la puerta. Vio el patrullero y volvió a entrar a la casa. Se arrodilló y me dijo ‘se va con la mamá’. Le dije que me la diera. Le pedí que se levante y le pida a la Policía que lleve a la nena. Él no quería”.

Yanina Lescano ratificó el terrible testimonio que dio hace un año

La mujer indicó que Cristo la dejaba encerrada y que la casa tenía una sola puerta con rejas. “Él siempre andaba con una manguerita. Él nunca la quiso llevar al médico, porque según él a las dos nenas (tiene otra hija de 9 años con la madre de Nahiara, que falleció) se las debía al padre (Cristo pertenece a la comunidad Gitana)”, y añadió: “Ella comía bien porque comía con mis hijos. Ella (su hija) le contó que Miguel le pegaba cuando no quería comer (por Nahiara). Había una silla donde él la sentaba. Ella estaba todo el tiempo ahí, nadie se podía acercar”.​

Según informó diario Uno, el fiscal Malvasio preguntó: ¿Cristo ejerció violencia contra usted? Sí, a partir de que Nahiara se quemó los pies. Ella tuvo un golpe en la espalda. Él dijo que fue Ana (en referencia a una mujer que cuidaba a la nena) la que se lo había causado. Le dije que la lleve al médico y me dijo que no. Mis hijos dormían con las cholas puestas por si teníamos que huir”.




Comentarios