La joven de Gualeguaychú aseguró que se trató de una broma entre compañeras. Además confirmó que sigue viendo a Matías Caudana.


El hallazgo de un muñeco en el pabellón en el que está detenida Nahir Galarza en Paraná la puso de nuevo en la mira a la joven de Gualeguaychú ya que las primeras hipótesis hablaban de un posible plan de fuga. Pero esta versión fue desmentida tanto por ella como por su familia.

La joven condenada a cadena perpetua por el crimen de Fernando Pastorizzo habló con AHORA y aseguró que se trató de “un chiste” entre compañeras de pabellón riendo por las versiones de fuga. 

Muñeco encontrado en la celda de Galarza.

En cuanto a la creación del muñeco detalló que una de sus compañeras de pabellón va a teatro y “tuvo que hacer una máscara, que es la que tenía puesta el muñeco”. Entre bromas porque la máscara asustaba a una de las presas “la puso encima de un palo de escoba y jodía con eso. Ahí me enganché yo también y le empezamos a agregar cosas, ropa, el palo de la palita de la basura. Todo para asustarla a nuestra compañera”.

El objetivo de Nahir y la otra reclusa, según su relato, era asustar a la tercera mujer que comparte celda con ellas porque “se levanta todas las noches a comer, entonces dijimos: ‘Ahora cuando se levante… ¡el susto que se va a pegar!’“.

“Apagábamos la luz y daba miedo en serio, hasta a nosotras. Porque al ser del tamaño de una escoba, era alto”, comentó y señaló que “en el recorrido para la guardia, nos hicimos las dormidas y todo. (La celadora) Vio el maldito muñeco y chau. Lo agarró y se lo llevó“.

Unidad Penal Femenina de Paraná.

Al mismo tiempo detalló que en ningún momento requisaron la celda. “Solo lo agarraron y se lo llevaron. Sin preguntarnos nada, sin despertarnos, nada”, dijo Galarza y agregó: “Al otro día esperábamos que nos llamaran o nos dijeran algo, pero como no pasó nada, fui yo a hablar con la oficial de tratamiento a preguntarle qué había pasado, porque tenía ropa de todas encima“.

Ante esta situación la oficial le dijo que “no se pueden hacer muñecos en el penal“. “Le dije que era un chiste, que era una broma, que no sabíamos que no se podía. Ahí me devolvieron el muñeco adentro de una bolsa y chau, se terminó el problema”, señaló.

La oficial que estaba de servicio ese día le sacó una foto, ella fue la que difundió la foto y armó todo el escándalo, porque si no, no se enteraba nadie”, dijo la joven en cuanto a la repercusión del muñeco en los medios nacionales.

La Justicia entrerriana ratificó la condena a presión perpetua.

A pesar de que Nahir que el problema se terminó cuando les devolvieron la ropa, reconoció que las medidas de seguridad cambiaron en la Unidad Penal de Mujeres desde este episodio. “Antes me cruzaba una penitenciaria, que se quedaba conmigo. Ahora me llevan tres penitenciarias y un penitenciario hombre armado que va a cortar la calle hasta que yo pase. Se pusieron todos re paranoicos“, detalló.

“Ni a mí se me hubiera ocurrido lo de la fuga, fue un chiste, nos cagábamos de risa acá con mis compañeras”, insistió y agregó entre risas: “Y encima por una compañera que no se pudo ni asustar porque nos llevaron el maldito muñeco”.

A fines del 2018 había trascendido que los jóvenes comenzaron una relación.

Antes de terminar la entrevista, le consultaron por su relación con Matías Caudana, joven que la conoció cuando fue a visitar a su abuela al penal mientras él estaba detenido pero luego fue absuelto en una causa por narcotráfico. “Con Matías sigue todo bien, como siempre”, sostuvo.

Me viene a visitar, al salón de visitas que tenemos las del pabellón de seguridad”, detalló y agregó irónicamente entre risas: “Si supuestamente es él el que va a venir a buscarme para fugarme“.





Comentarios