Un fortísimo frente de lluvias y tormentas azotó a la provincia de Misiones en estos días, dejando a cuatro familias de la localidad de Dos de Mayo prácticamente con lo puesto.

Un total de cuatro casas terminaron con la voladura total de sus techos, producto de los fuertes vientos que arribaron a la zona. En la localidad, los habitantes hablan de que pudo haber sido la “cola de un tornado”.

Desde la Oficina de Alerta Temprana mencionaron que “Nuestros mapas mostraron vientos moderados a intensos de 35 kilómetros por hora, pero a veces por la geografía del lugar pueden cobrar fuerza”, dijo el director de la oficina, Daniel Fernandez Catá.

Las familias afectadas debieron ser albergadas en casas de otros vecinos y gracias a un rápido operativo municipal, conjuntamente con Cáritas, durante la tarde de la jornada de ayer lograron recuperar sus techos y algunas pertenencias.

Fernanda Buhl, directora de Acción Social de la localidad en declaraciones, detalló lo ocurrido: “Esta mañana –de lunes- los vecinos nos vinieron a comunicar sobre lo ocurrido y tras un relevamiento, pudimos constatar que son núcleos familiares numerosos, incluso una de ellas conformada por 8 niños y sus padres. Entre todas las familias, contabilizamos 17 niños”.

“Comenzamos a techar las casas y entregamos algo de colchones, frazadas y alimentos, pero les falta de todo. La comunidad también se está movilizando y Cáritas acercó algo de ropa”, se explayó la funcionaria.

Un total de cuatro viviendas terminaron sin techo tras el fortísimo temporalGentileza: Primera Edición

A su respecto, el director de Alerta Temprana Daniel Fernández, dijo: “Recién el jueves volverá a estar despejado y vamos a mantener este clima otoñal. Lo bueno es que junio nos está mostrando una recuperación en el déficit de lluvias que venimos arrastrando desde abril y mayo”.

“Yo veo destacable que junio haya comenzado y siga con lluvias, que no van a ser fuertes y sí van a ayudar a la recuperación de los niveles para disminuir el déficit actual que en Posadas es de -51% y en Iguazú alcanza -85%”, resaltó.

“Después del exceso de lluvias que tuvimos en marzo siguieron meses muy secos y necesitábamos esta seguidilla de lluvias en el inicio de mes”, cerró.

Fuente: Primera Edición