En la localidad de Campo Viera, un niño de 7 años se escondió en un tubo de cemento que funciona como desaguadero, ubicado sobre la calle Corrientes del municipio, según fuentes, se metió allí por miedo a otros niños y no quería salir.

Todo ocurrió anoche cuando la madre del niño, una joven de 25 años, denunció que su hijo había desaparecido, por lo tanto integrantes de la comisaría local montaron un operativo de búsqueda para dar con el paradero del menor.

El niño afortunadamente fue encontrado en la calle Corriente de la localidad, sin embargo el pequeño de 7 años estaba escondido en un tubo de cemento que funciona como desaguadero del cual no quería salir.

Los policías charlaron con el niño para convencerlo de salir y según supieron, el pequeño dijo que no quería dejar su escondite por miedo a otros niños. Sin embargo, uno de los agentes ingresó a la alcantarilla, logró contenerlo y sacarlo de allí.

El chico se encontraba en buen estado de salud y fue entregado a sus familiares.