Durante la noche del día de ayer, personal de la Seccional 4ta de la policía de Misiones, detuvo a un joven de 23 años por amenazar de muerte y tratar de agredir a los uniformados.

Un vecino de la ciudad de Oberá solicitó la presencia de los agentes de la policía porque en la calle se estaba dando una gresca. Tras el llamado, se dirigió la patrulla que al llegar, las personas que participaban del disturbio se dieron a la fuga.

Sin embargo, una persona se quedó en el lugar y comenzó a insultar y proferir amenazas al personal policial. El joven se negó a retirarse del sitio, por lo que fue demorado.

Tras el examen médico, el joven de 23 años fue alojado en sede policial a disposición del Juzgado Interviniente.