El pasado 14 de abril la madre de una estudiante de la Escuela Técnica de San Javier denunció a un profesor de la institución por un supuesto acto de acoso sexual a la menor de edad. Por resolución del Consejo General de Educación, el docente fue separado del cargo mientras dure la investigación judicial.

La denunciante quien se presentó en la Comisaría de la Mujer local, indicó que por pedido del docente su hija se quedó fuera de horario de clases para terminar un trabajo, cuando el hombre la invitó a sentarse en su regazo para aprobarle la materia. Además, habría ofrecido dinero a otras alumnas para que exhiban partes de sus cuerpos o las invitaba a su casa para ayudarlas, y ya había sido apuntado por otra docente.

Desde la institución manifestaron la conformidad con la medida tomada por el Consejo General de Educación ya que “no esperaron un veredicto del juez, sino que por prevención determinaron el apartamiento inmediato del cargo del docente y a su vez se dictó una orden de alejamiento del docente a la alumna”.

“Lo que corresponde al sistema educativo es realizar la separación preventiva del docente a los fines de no interferir en la causa, o que siga teniendo contacto con la parte denunciante involucrada, quién es menor y la debemos proteger”, indicó Rosana Ayala, Directora de Educación Técnica del CGE.