Se trata de 6.034 hectáreas que desde hace años estaban en juicio con la Universidad Nacional de La Plata.


El Juez de Paz de Aristóbulo del Valle, Pablo Hulet, entregó la posesión definitiva y escrituración de las tierras a las comunidades mbya del Valle del Cuñá Pirú.  Se trata de 6.034 hectáreas que desde hace años estaban en juicio con la Universidad Nacional de La Plata.

Con esto se cierra un conflicto que empezó en el año 2001, cuando miembros de las comunidades se acercaron al equipo Misiones de Pastoral Aborigen para solicitar el acompañamiento en el reclamo que querían iniciar para recuperar un territorio que sabían propio.

Tras varias reuniones y viajes a La Plata, vieron que era imposible lograr un acuerdo, por lo que con el asesoramiento del abogado Julio García, se inició la demanda.




Comentarios