Este jueves, los choferes suspendieron el servicio entre las 5 y las 7.


Choferes de la empresa Capital del Monte, que presta el servicio de transporte urbano de pasajeros en Oberá, tuvieron una asamblea este jueves por lo que el servicio estuvo suspendido entre las 5 y las 7 de la mañana. Los trabajadores reclaman el pago de salarios adeudados.

Según manifestaron choferes y representantes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), gremio que los representa, podrían repetirse en los próximos días.

La empresa argumenta que no recibe subsidios de la Nación para afrontar el pago de los salarios, que lleva tres meses de retraso. 

Las asambleas podrían extenderse este viernes incluso en forma sorpresiva.




Comentarios