Fueron ocho en total los productores beneficiados.


En la localidad de Capioví se llevó a cabo la entrega de 450 pollitos camperas y cuatro bolsas de alimento balanceado de 25 kilogramos a productores locales. En total fueron ocho los productores beneficiados, que residen en la Aldea El Pocito, la Aldea Tekoá Miri y partes rurales del municipio.

Los colonos de la zona ya poseen experiencia en lo que respecta a la producción avícola y comercialización de carne y huevos. Las entregas destinadas a las aldeas serán para el autoconsumo de los pobladores. Por cada 10 animales se proveyó también de una bolsa de alimento específico para las primeras etapas del proceso, y de esta manera asegurar el correcto desarrollo temprano de los animales.

Las aves pueden ser faenadas cerca de los ochenta o noventa días, cuando tienen un peso de tres kilogramos aproximadamente. En el caso de la hembras, también pueden ser criadas hasta los seis meses y emplearlas en producir huevos. La iniciativa se llevó adelante mediante el trabajo articulado del Ministerio de Agricultura Familiar y la Municipalidad de Capioví.




Comentarios