El intendente de Colonia Aurora, Carlos Goring, tildó de complicada la situación que atraviesan en la localidad debido al cierre de las fronteras y su cercanía con Brasil. En ese sentido dijo que los productores locales desconocen la magnitud de la cuarentena obligatoria decretada por la Nación y siguen con sus ventas.

"Más que una frontera era una hermandad y muchas personas tienen parientes de otro lado. Era común subir a la canoa e ir a visitar a los parientes y ahora se complicó aún más, como intendente estamos haciendo hincapié que no entren y que respeten las normas", señaló.

Sobre la producción, el intendente aclaró que aunque se pensaba que todo iba al mercado brasilero (como contrabando), la empresa Turner no puede asumir toda la producción del colono y a pesar de que en Aurora son los primero productores de granos, muchos de ellos no se registraron como productores de granos e industria.

"El colono siembra y vende como puede y para quien puede y donde gana más y hoy se complica porque la empresa trae soja de Chaco, compra en blanco y transforma en alimento para porcino y ovino, pero no pueden contar con todos los productores de acá", argumentó.