Se trata de un animal que vivió hace alrededor de 140 millones de años. El paleontólogo que lo halló, se llama Pablo Gallina.


Un increíble hallazgo se produjo en Neuquén, más precisamente en la zona de Formación Bajada Colorada, dónde Pablo Gallina, paleontólogo investigador adjunto del CONICET, descubrió una nueva especie de dinosaurio herbívoro, que llamó “Bajadasaurus pronuspinax”.

Esta nueva especie son de la familia de los dicreosáuridos, que se destaca por las largas espinas que cubren su cuello y espalda. Se sabe que este animal existió a comienzos de Cretácico Inferior hace alrededor de 140 millones de años.

Las reconstrucciones que se hicieron sobre esta especie.

Una de las grandes incógnitas que hay alrededor de estos dinosaurios, es la función que tenían sus largas espinas. Algunos investigadores sostienen que los ayudaba a regular la temperatura del cuerpo y eran, además, una cresta de exhibición que les otorgaba mayor atractivo sexual. Otros paleontólogos piensan que tenían una joroba carnosa, que cumplía la función de almacenar reservas. Otras teorias indican que las espinas tenían una función defensiva y estaban cubiertas con fundas de cuerno. 

A esta última postura, es la que se alinea Gallina. “Nosotros creemos que las largas y puntiagudas espinas -extremadamente largas y finas- en el cuello y la espalda de Bajadasaurus y Amargasaurus debían servir para disuadir a posibles predadores”, afirmó.

Allí, en Bajada Colorada, fue dónde se produjo el descubrimiento.

“Sin embargo, pensamos que si sólo hubieran sido estructuras de hueso desnudas o forradas únicamente de piel podrían haber sufrido roturas o fracturas fácilmente con un golpe o al ser atacados por otros animales. Esto nos lleva a sugerir que estas espinas debieron estar protegidas por una funda córnea de queratina similar a lo que sucede en los cuernos de muchos mamíferos”, agregó.

Por último, el paleontólogo destaca la relevancaia que tiene el estudio del cráneo de estos animales. “La importancia de este estudio radica, entre otras cosas, en que nos permite conocer un poco más sobre los dinosaurios que habitaron la zona de Patagonia Norte mucho antes del reinado que ejercieron durante el Cretácico Superior grupos de dinosaurios como los saurópodos titanosaurios o los terópodos abelisaurios sobre los que sabemos mucho más. Es con este objetivo que desde 2010 venimos explorando la zona de Bajada Colorada donde encontramos rocas de 140 millones de años atrás”, finalizó, según lo informado por Infobae






Comentarios