El monto asciende a 100.000 pesos, otorgados por disposición de la presidencia de la cámara baja nacional.


La diputada nacional, Alma ‘Chani’ Sapag, decidió destinar el subsidio de 100.000 pesos otorgado por disposición de la presidencia de la cámara baja nacional, al sistema público de salud de la provincia del Neuquén, para que sea utilizado para satisfacer las necesidades derivadas de la pandemia del coronavirus a nivel regional.

Los bloques mayoritarios de diputados nacionales tomaron la determinación de destinar el beneficio al Instituto Malbrán –que se encuentra atendiendo demanda de todo el país, con probabilidades de exceder su capacitad de respuesta-, la legisladora del MPN prefirió derivarlo al sistema de salud de la provincia que ya ha adquirido los reactivos y se encuentra realizando las capacitaciones y pruebas necesarias, tanto en laboratorios públicos como privados, para la detección de este virus.

Sapag dijo que la decisión “nace a partir de detectar la importancia de descentralizar el sistema de detección de casos positivos para agilizar la capacidad de respuesta a nivel nacional. Neuquén ya adquirió los reactivos para efectuar los diagnósticos correspondientes y en ese sentido, me pareció atinado destinar los fondos a ese desarrollo fruto de la iniciativa de la provincia”.

La cámara de diputados de la Nación, por Resolución 611/2020, resolvió otorgar de manera excepcional y por única vez un subsidio por legislador que asciende a la suma de cien mil pesos y que solo deberá ser utilizado para evitar la propagación del coronavirus (COVID-19), brindar asistencia a las zonas más vulnerables del territorio nacional o asistir a grupos de riesgo y entidades de la sociedad civil que trabajen con personas afectadas por la pandemia.




Comentarios