La justicia de Neuquén falló luego de más de un año de la brutal golpiza que sufrió Facundo Agüero.


Se trata de Lucas Exequiel Medina y Pablo José Escudero, los dos policías acusados de la golpiza que sufrió Facundo Agüero en el 2018 que lo dejó con secuelas irreversibles. Este martes, la Justicia de Neuquén falló contra ellos y decretó que los acusados cumplirán una prisión efectiva mientras que otro acusado cumplirá prisión condicional. 

Facundo Agüero

Pablo Escudero, que recibió siete años de prisión efectiva, fue acusado de vejaciones y lesiones gravísimas. Tendrá que cumplir diez años de inhabilitación en cargos públicos, y además, la justicia lo responsabilizó de haber sido el culpable del estado de Agüero luego de aplastarle el cuello con todo su cuerpo.

Por otra parte, Lucas Medina deberá cumplir tres años de prisión y seis de inhabilitación por ser declarado coautor, y en el caso de Romualdo Vázquez, otro de los acusados, recibió dos años de prisión condicional y condena de cuatro para ocupar cargos públicos por lesiones leves. El jefe del operativo, Juan Rubilar, fue absuelto.

Según informó el diario Río Negro, el tribunal acusó a la fiscal Valeria Panozzo de dejar muchos interrogantes en en el caso por “una falta de visualización del mismo de los acusadores”.






Comentarios