El próximo domingo la cita es a las 14 en la histórica estructura que une a Quequén y Necochea, donde además de la fotografía se realizará una verdadera fiesta con diversas actividades y la participación de entidades intermedias.


Tras la postergación del domingo anterior por cuestiones climáticas, se anuncia para el próximo domingo 28, a partir de las 14 hs., la realización de los festejos por los 90 años del Puente Colgante «Hipólito Yrigoyen», que tendrá como punto culmine el hecho de reproducir la foto que se tomó en 1929 en ese mismo lugar, y con motivo de la apertura oficial de la colosal estructura.

Como resultado de la articulación entre el municipio y la Comisión de Patrimonio con distintas entidades locales, el evento en inmediaciones del Puente contará con presentaciones artísticas y actividades recreativas, con la idea de que sea una verdadera fiesta de la ciudad.

Durante la tarde habrá agrupaciones afines al agua, música, actividades artísticas, culturales y deportivas; tanto del lado de Necochea como del de Quequén, mientras que habrá una ceremonia protocolar con palabras alusivas.

Vale recalcar que desde la coordinación de la Comisión de Patrimonio, Inés Cabral agradeció a quienes estuvieron comprometidos para que este evento se pueda desarrollar, entre ellos a las áreas municipales de Planeamiento, Obras Privadas, Legal y Técnica, Cultura, Museos, Educación, Cultura y Juventud; además de al Ente Necochea de Turismo.

También destacó la participación del Concejo Deliberante y la de los miembros de las asociaciones para la Conservación del Parque Miguel Lillo, Amigos del Museo y Archivo Histórico de Necochea, los colegios locales de Arquitectos, de Técnicos y de Ingenieros, la Logia Masónica “Sol Argentino 160”, Mario Ezcurdia y las Agrupaciones a Caballo, la Unión Vecinal de Fomento de Quequén y la Asociación Patrimonio Necochea, resaltando la figura de la arquitecta María Elena Méndez, “la gran impulsora” para que el Puente Colgante sea hoy Monumento Nacional; como así también a Karina Bisignano, quien tuvo la idea de emular la fotografía histórica.

Reseña del Puente El “Colgante” está ubicado en la Avenida Jesuita Cardiel y calle 46, del lado de Necochea, y en la Avenida Benedicto Campos y calle 519 del lado de Quequén.

Esta estructura icónica de nuestro representa un fuerte vínculo de unión entre los vecinos de Necochea y Quequén, además de ser el único monumento de la zona declarado Patrimonio Nacional.

El puente tiene un largo total de 270 metros y un vano central de 150 metros de luz, así como otros dos vanos laterales de 60 metros. La estructura está suspendida por 32 cables que la sujetan desde dos grandes pórticos metálicos de 25,7 metros de alto, apoyados sobre 4 ejes.

Su estructura metálica consiste en un tablero suspendido de 32 cables, cada uno de ellos compuesto de 169 alambres de acero dispuestos en capas concéntricas. Los cables se anclan en dos macizos de hormigón que al mismo tiempo sirven de estribos al puente y de apoyo a la viga de rigidez.

Inicialmente poseía una calzada de seis metros y dos veredas de un metro cada una que tras una restauración fue modificada. Se quitaron las veredas y se montaron pasarelas metálicas sobre sus costados exteriores.

La provisión de material metálico y armamento de obra estuvo a cargo de la compañía francesa «Chantier et Atelier, de la Gironde». La estructura metálica fue construida en las Usinas de la Compañía en Francia, fue fabricada en secciones del mayor tamaño posible, compatibles con las exigencias de embarque y transporte. Todo el material se cargó en Cherburgo, a bordo de los barcos nacionales «Pampa» y «Bahía Blanca», siendo desembarcados en el Puerto Quequén y llevados hasta la obra por esas embarcaciones, remolcadas 5 kilómetros río arriba.

El puente fue reinaugurado el 17 de febrero de 2006, luego de una importante reconstrucción llevada a cabo por la provincia de Buenos Aires.

Las cabeceras de la estructura, fueron pintadas a nuevo. Además, reparquizaron los caminos, renovaron las veredas, y se iluminó y señalizó el entorno. Actualmente el tránsito sobre el puente está reducido a autos, motos, bicicletas y peatones, quedando prohibida la circulación de cualquier tipo de tránsito. Esto es porque al tratarse de un puente de considerable antigüedad, en su momento no fue preparado para el tránsito pesado de hoy en día.

Monumento Histórico Nacional

El Gobierno declaró Monumento Histórico Nacional al Puente Colgante «Hipólito Yrigoyen», que une las ciudades de Necochea y Quequén.

La decisión fue comunicada a través del decreto 620, publicado en el Boletín Oficial, donde se recordó que el puente, ubicado sobre el Río Quequén Grande, fue inaugurado el 21 de julio de 1929.

En 1905, el entonces Ministerio de Obras y Servicios Públicos bonaerense ordenó construir una vía de comunicación entre ambas márgenes del río, dados los numerosos y constantes pedidos de la población que debía cruzarlo en balsas.

El puente ha mantenido su estructura original desde su construcción, soportando sin problemas las inundaciones de 1980.




Comentarios