Luego de varios días lluviosos en el Gran Mendoza, salió el sol y para la jornada se espera una máxima que rondará los 26°.

De acuerdo con el pronóstico anunciado por la Dirección de Contingencias, “este miércoles habrá nubosidad variable, ascenso de la temperatura y vientos moderados del noreste”.

Las tormentas aisladas regresan el jueves y viernes, sin embargo, el termómetro no desciende. Las máximas para esos días podría llegar a los 30°.

Para el finde mejoran las condiciones y se espera el arribo de una onda de calor para la próxima semana. Con máximas superiores a los 30°.