Por el aumento en combustible los dueños de taxis piden aumentar las tarifas en los servicios

La tarifa que aumentará será la bajada de bandera.
Foto: José Gutierrez / Los Andes
La tarifa que aumentará será la bajada de bandera. Foto: José Gutierrez / Los Andes Foto: José Gutierrez

El incremento propuesto en febrero sería del 32%, pero por la suba de esta última semana en la nafta anuncian que quedaría desfasado.

Pese al aumento que habían pedido en febrero de este año la Asociación de Propietarios de Taxis de Mendoza, proponen una nueva suba en la tarifa del servicio por lo últimos aumentos en el combustible. El 32% que habían pedido anteriormente ya no serviría para cubrir los costos.

Por día el alquiler de un chófer para salir en auto cuesta entre los $ 5000 y $ 6000, por lo que los conductores necesitan hacer esa cifra solo para cubrir ese gasto. Mientras que lo restante de los viajes les queda como ganancia.

El aumento de nafta impacta directamente en este servicio porque al ser un servicio de transporte necesita de combustible para funcionar y en lo que se realizó la propuesta de ese 32% de aumento el combustible aumento en dos oportunidades.

La audiencia pública estaba pactada para discutir este aumento en el mes de abril, pero desde Aprotam piden que se analice un aumento de forma periódica de 4 meses. Con el objetivo que no suceda lo que paso con el pedido del 32% de aumento en la tarifa y el actual aumento de combustible del 10%.

Los precios actuales que manejan los taxis en Mendoza la bajada de bandera diurna actualmente cuesta $86,70 y pasaría a un valor de $ 114,44 con el 32% de suba. La última actualización de precios se dio el año pasado antes de que terminara el 2021 y el aumento total fue del 47%.

Números a la baja

El sector advierte que ha tenido muchas bajas en los servicios a los pasajeros por lo que pide al Gobierno de Mendoza que tome medidas que ayuden a los trabajadores y a también plantean créditos accesibles para remodelar la flota actual.

Cerca del 60% ha caído la recaudación y los conductores tienen que realizar cada vez más horas para poder ver una ganancia en su jornada laboral. Además, a estos reclamos se le suma la ilegalidad de algunos servicios que prestan algunos autos.

También señalan la competencia que ha surgido por las plataformas digitales de viajes como Uber o Cabify en Mendoza, teniendo un menor acceso a la clientela a la que estaban acostumbrados.

Temas Relacionados