La provincia de Mendoza se encuentra entre uno de los lugares donde no hay lluvias durante ya hace largo tiempo. Las últimas que se recuerdes sucedieron en verano, aunque muchos municipios corren con otra suerte.

La lluvia es importante para la vegetación y cultivos que muchas veces no tienen otra forma de acceder al agua. Una de las zonas más afectas por la falta de precipitaciones es el este de la provincia.

Registro de lluvias en Sudamérica. Foto: Twitter Andres Lighezzolo

Según se muestra en el mapa de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales, la provincia está entre las localidades rojas de América del Sur por la falta de lluvias.

La imagen muestra que más de la mitad de la “Tierra del Sol y del Buen Vino”, desde el centro provincial hacia el norte se muestra entre los más de 90 días sin precipitaciones de agua.

Foto: Ignacio Blanco / Los Andes Foto: Ignacio Blanco

El doctor en Ciencias de la Atmósfera y los Océanos Juan Rivera explica: “Dos tercios, es decir, el 66,46% de la superficie de la provincia de Mendoza se encuentra bajo condiciones de sequía. En particular la zona centro - este, que se encuentra mayormente en sequía severa y extrema”.

Cuándo fue la última lluvia

El investigador del CONICET detalló cuáles son los puntos geográficos que presentan esta problemática. La última vez que llovió más de 1 milímetro fue hace:

  • Mendoza Capital 95 días. La última precipitación abundante fue el 12 de marzo con 4 milímetros.
  • San Martín 95 días. Al igual que la primera cifra la fecha registrada fue el 12 de marzo con 3 milímetros.
  • Uspallata 114 días. En la zona de Alta Montaña no hay lluvias desde el 21 de febrero, cuando se registró 3 milímetros.
  • San Rafael 21 días. El registro indica que el 25 mayo se acumularon 2 milímetros.
  • Malargüe 21 días. Al igual que el departamento anterior, la última lluvia fue el 25 de mayo, también con 2 milímetros.

Desde la Dirección Condiciones Climáticas no se pronostican lluvias en los próximos días por lo que dicen las temperaturas y condiciones meteorológicas.

Como iniciativa desde el Ministerio de Planificación e Infraestructura se planteó la realización de dos acueductos que funcionarían para llevar agua a zonas como alejadas y que estén generando ganado.