A partir de este martes, las panaderías de Mendoza tendrán nuevos precios. El primer incremento del año será alrededor del 15% y se aplicará tanto para el pan como para sus derivados. De esta manera, el panificado costará $140.

“Ya no podemos seguir haciendo frente a los costos, realmente la situación es compleja para la sociedad entera, y ya no nos quedan alternativas”, comentó Cristian Di Betta, presidente de la Cámara de Empresarios Panaderos de Mendoza (CEPA-MZA).

El dirigente comentó, además, que la decisión será como consecuencia del incremento del precio de la harina, las grasas y la margarina, entre otros.

En relación al precio de la harina, sostuvo que “hace 15 días tenía un costo entre $1.400 o $1.500 y en la actualidad es de $1.800”.

“Lo que pedimos es más control y regulación sobre los primeros eslabones porque los precios, sobre todo de la harina y otros insumos, están descontrolados. Todo se comercializa a precio dólar”, manifestó Di Betta.

Además, comentó el desfasaje en los precios respecto a otras provincias del país. Por ejemplo, un kilo de pan en Buenos Aires hoy se expende a $140 promedio, mientras que la docena de facturas oscila entre los $240 y $300 según el lugar.