El diputado Mario Vadillo inició una campaña para que los empleados públicos tengan la posibilidad si no están conformes con el servicio que presta.


El diputado mendocino Mario Vadillo inició una campaña para que los empleados públicos tengan la posibilidad de desafiliarse a la obra social si no están conformes con el servicio que le presta.

Osep (Obra Sociala de Empleados Públicos).

Eso es lo que piensa, precisamente, el ex compañero de ruta de José Luis Ramón. “Las demoras en la atención, la falta de insumos y las pocas o nulas respuestas parecen no tener fin”, aseguró en el comunicado que envió para anunciar esta campaña inédita.

En concreto, Vadillo saldrá a recoger firmas a favor del proyecto para que “cada empleado público pueda tener la posibilidad de pedir su desafiliación y elegir la cobertura médica que quiera”.

OSEP es obligatoria para los empleados públicos y se abona desde el primer día en que la persona comienza a trabajar para el Estado. “Si la obra social no atenderá como corresponde, entonces los usuarios están en su derecho de poder cambiarla, como se hace con todos los servicios que no se ajustan a nuestras necesidades”, explicó Vadillo.


En esta nota:

Salud Mendoza


Comentarios