El incremento llevó la nafta super a $60.75 y el gasoil común a $ 56,57.


Atención, pensar en llenar el tanque en Mendoza ahora cuesta más de $3.000. El cálculo es simple, ayer YPF subió 3,5% el precio de sus combustibles y a las pocas horas, le siguió los pasos Shell, por lo que solo es cuestión de tiempo para que el resto de las petroleras haga lo mismo.

Con el nuevo incremento, el valor del litro de nafta súper en Mendoza trepó a $ 60,75 en las bocas de expendio de la empresa estatal.

Un auto promedio tiene un tanque de 50 litros, por lo que cada conductor deberá sacar de su bolsillo $ 3.037 para llenarlo. Si, en cambio, carga la versión premium, el costo asciende a un total de $ 3.444.

YPF justificó la decisión indicando que la suba se realizó “con el objetivo de sostener la actividad de producción de la compañía teniendo en consideración las particularidades del contexto macroeconómico del país”.

En teoría, el ajuste sería en promedio del 3,5%, pero una vez más, Mendoza sufrió un ajuste más alto que el promedio nacional (4,3%) pese a que la petrolera está intentando equilibrar los precios en todo el país.

Como en Mendoza el combustible cuesta menos que en la mayoría de las provincias, las subas en las bocas de expendio locales son más pronunciadas que, por ejemplo, las del norte de Argentina.

En lo concreto, tras el comunicado de la compañía, la nafta súper saltó de $ 58,44 a $ 60,75 y la premium pasó de $ 65,85 a un valor de $ 68,88 por litro. En tanto, el gasoil común subió de $ 54,42 a $ 56,57 y el premium dejó de costar $ 61,05 por litro para pasar a valer $ 63,89.

*Este texto fue publicado originalmente por Los Andes. Se reproduce aquí con la autorización correspondiente.




Comentarios