Un hombre de 87 años cayó en el "cuento del tío" y los estafadores se alzaron con más de un millón de pesos en efectivo.

La estafa fue denunciada en Godoy Cruz. La víctima fue sorprendida por una llamada telefónica en la que una mujer lo convenció de que era su sobrina.

La amigable voz en el teléfono le dio instrucciones al anciano para que entregue los billetes de $100 que tenía en casa a un amigo del banco porque debía cambiarlos, caso contrario perdería todo los ahorros porque los billetes saldrían de circulación.

El hombre no dudó un segundo de lo que le decía su supuesta sobrina, colocó los ahorros y los colocó en una bolsa.

Al cabo de unos minutos, un hombre llamó a la puerta y se presentó como el buen vecino que le haría el favor de cambiar los billetes en el banco, tomó la bolsa con aproximadamente $ 1.300.000 en billetes de $100 y desapareció.

Cuando al fin el anciano corroboró que la mujer en el teléfono no era su sobrina, ya era demasiado tarde. Los estafadores desaparecieron.