En medio del pedido a la población del gobernador, Rodolfo Suárez, para que acate las normas del distanciamiento social con "aislamiento voluntario", la Policía local descubrió a más de 50 personas que estaban violando la cuarentena en un predio donde se practica enduro, en la zona de Agua de las Avispas, cerca de Potrerillos.

Según información del Poder Judicial, grupos de amigos y familias habían asistido al lugar para practicar el deporte, pero también varios realizaron asados y se quedaron durante la tarde, violando los decretos provinciales de la cuarentena por la pandemia del coronavirus.

Una vez que la Policía, alertada por llamados al 911, fue al lugar, inmediatamente comenzó a investigar la fiscal de turno, Mercedes Moya, quien aprehendió a 18 personas, y que posiblemente se las impute por violación del artículo 205 del Código Penal, que marca que "será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia".

"Había mucha gente en el lugar, la mayoría se retiró en el momento que llegaba la Policía", informaron desde Tribunales.